Alojamientos en Villanueva de Oscos
01_apartamentos
01_areas_de_servicio
01_casas_integras
01_hoteles

Villanueva de Oscos

Paraíso para el senderismo y el ‘geocaching’, Villanueva de Oscos es ejemplo de la ‘arquitectura desnuda’ del occidente astur, y nos permite disfrutar con una visita al Ecomuseo del Pan, al Conjunto Monástico de Santa María en la capital del concejo, y a sus múltiples rutas mineras.

Como sus dos compañeros de comarca, el municipio de Villanueva de Oscos se antoja al viajero como un verdadero remanso de paz para disfrutar de una naturaleza amable y profundamente apacible que invita a caminar, a pie, en bici, y desde luego siempre de una forma respetuosa con el medio. Tanto es así que el concejo tiene puestas en valor numerosas rutas de senderismo y ‘geocaching’, además de ofrecer una red de servicios turísticos donde se puede disfrutar con la atmósfera típica del occidente de Asturias y con las esencias de su cocina tradicional.

Base de esta cocina es la fabricación casera y ecológica del pan, una experiencia que tendremos al visitar el Ecomuseo del Pan, no solo por las explicaciones del guía sino porque tal vez podamos participar en algún taller de fabricación del mismo. En toda la zona podremos fotografiar la arquitectura típica de la zona, ésa que el arquitecto Félix Gordillo bautizo como ‘arquitectura desnuda’, y que basa su identidad en la piedra, la pizarra negra, la madera y el cristal, y hablando de arquitectura no podemos marchar de Villanueva sin acercarnos al Conjunto Monástico de Santa María, ubicado en la tranquila capital del municipio, territorio éste que como otros del occidente asturiano fue reserva aurífera del Imperio romano y conserva las huellas de aquellas explotaciones mineras, así como de otras de hierro, cobre, plomo y zinc.

Qué ver

  • Conjunto Monástico de Santa María de Villanueva de Oscos.
  • Ecomuseo del Pan.
  • Minas de oro, hierro, cobre, plomo y zinc.
  • Rutas de senderismo y geocaching.

Escudo de Villanueva de Oscos

Escudo de Villanueva de Oscos (Asturias)El escudo del concejo, en uso sin sanción legal ni acuerdo de su corporación, toma su formato de la obra “Asturias” de Bellmunt y Canella, los cuales recogen cosas representativas del concejo.

Su escudo es medio partido y cortado.

El primer cuartel partido, nos muestra sobre campo de Azur, la cruz de los Ángeles de la iglesia de Oviedo.

El segundo cuartel partido, vemos un castillo flanqueado por dos espigas, del que sale un águila negra surmontada del cuerno de la abundancia y que simboliza al antiguo gran concejo de Castropol.

El tercer cuartel cortado, nos muestra la representación del monasterio cisterciense que dirigió el camino del concejo durante siglos. En él podemos ver el brazo de un monje sosteniendo un báculo de oro y acompañado de dos flores de lis.

Diagonalmente y de arriba abajo, observamos una banda jaquelada de plata y gules, viendo en la porción inferior una cruz y una mitra.

Al timbre la corona real, abierta.

El concejo de Villanueva de Oscos

Villanueva de Oscos es un concejo asturiano situado en la zona suroccidental de la región y que se encuentra enmarcado dentro de la comarca de los Oscos junto con los concejos de Santa Eulalia y San Martín. Limita por el norte con los concejos de Vegadeo, Castropol y Boal, al sur con los de San Martín y Santa Eulalia, al este con los de Illano y San Martín otra vez, y por su parte occidental con Taramundi. Su superficie abarca una extensión de 72,70 km2. Su principal carretera es la comarcal AS-13, que atraviesa el concejo desde el puerto de la Garganta, sigue el cauce del río y va a dar a San Martín.

Desde el punto de vista geológico, y de la misma manera que el resto de la comarca, el suelo del concejo pertenece casi en su totalidad al silúrico y al cambriano, con una abundancia de las pizarras, generalmente arcillosas con variedades y tránsitos a silicea y cloritosa. La presencia de calizas es muy insignificante, presentándose una pequeña porción de éstas en la zona de Salgueiras.

Su geología y la erosión ejercida sobre el terreno por los agentes atmosféricos y la red fluvial conforman un relieve con una orientación dominante norte-sur, de mayoría de formas suaves, interrumpidas por los crestones cuarcíticos. De esta forma podemos afirmar que el concejo de Villanueva es el que posee una mayor altitud media de los tres que componen la zona de los Oscos, teniendo en más de la mitad de la superficie elevaciones superiores a los 800 metros. Las alturas más pronunciadas se dan en su parte septentrional, siendo el pico O Filso en la sierra de las Bobias, en el límite con Castropol, el que presenta una mayor altitud con 1.202 metros. Otros picos importantes son la Peña Pumarín y La Peña Grallas, localizadas también en el norte aunque algo más centrado, y el cordal de murias que recorre interiormente el concejo de norte a sur. Ya por su extremo noroccidental la sierra del Ouroso es la que divide los territorios de Villanueva y Taramundi

La red hidrográfica está compuesta por numerosos riachuelos y arroyos que bañan todo el concejo y que vierten sus aguas a las cuencas del Navia y del Eo. Dentro de todos estos accidentes vamos a destacar a dos: El Villanueva que recibe las aguas del Acebeiral, desembocando en el Pasaron. Y también el arroyo de la Bobia, que fluye sus aguas en el Soutelo.

Su clima presenta los rasgos generales del oceánico, con unas precipitaciones medias abundantes, nula presencia de aridez en la época estival y una escasa amplitud térmica. En la zona norteña, concretamente en la sierra de la Bobia, aparecen fenómenos atmosféricos destacables, como las nieblas y las nevadas.

En cuanto a su vegetación la mayor parte de la superficie del concejo presenta un dominio del terreno forestal, donde el matorral va ganando fuerza con el paso del tiempo, debido sobre todo de la erosión, los incendios y las talas de los árboles. Aun así todavía podemos observar algunas manchas autóctonas de robles, castaños y abedules, mezcladas con las verdes praderías que se encuentran diseminadas por todo el territorio.

Capital

La Capital del concejo corresponde a la villa que da nombre a su vez a todo el municipio. Situada a unos 658 metros de altitud, su vida permanece directamente ligada a la del antiguo monasterio de Santa María, antiguo centro de poder de toda la zona, y que perdió tal condición en el año 1827, en el que la jurisdicción pasó a ser municipal. Cuenta un bonito patrimonio etnográfico con viviendas perfectamente integradas en el paisaje local, donde predomina el uso de los materiales hallados en su medio físico.

Patrimonio en Villanueva de Oscos

La principal muestra artística del concejo la representa el antiguo monasterio de Santa María de Villanueva, declarado monumento histórico artístico. Fue fundado en el siglo XII por una orden Benedictina gracias a una donación de Alfonso VII y su esposa Berenguela, y fue regido durante mucho tiempo por los Cistercienses. La iglesia del convento, actual templo parroquial, es la edificación más antigua, siendo de estilo románico, con presencia de tres ábsides cubiertos con bóveda de medio cañón. En su interior guarda un importante sepulcro cubierto por arco de medio punto que presenta múltiples trabajos escultóricos de piedra. El resto de las dependencias monacales corresponden a edificaciones y reformas efectuadas en los siglos XVII y XVIII, teniendo un estado de conservación no del todo bueno.

Las demás construcciones religiosas repartidas por el municipio como las de San Cristóbal, San Juan, o la capilla de Regodeseves, son claros ejemplos de la arquitectura religiosa rural de la zona.

Dentro de su arquitectura popular podemos encontrar por todos los pueblos de Villanueva edificios muy bien integrados en el paisaje, con un uso predominante de los materiales que se hallan en su suelo como las pizarras, cuarcitas y la madera, tanto para las viviendas principales, como para las anexas ligadas a la actividad agropecuaria. Así dentro de estas últimas son de destacar los hórreos localizados en Morlongo que presentan una cubierta totalmente vegetal, y los cortines de San Cristóbal, que eran recintos amurallados en cuyo interior se ponían colmenas de miel para protegerlas de los ataques de animales.

De la misma manera hay que destacar la presencia de diversos campos tumulares hallados en la sierra de Pumarín, así como los recintos castreños de La Pena del Castro y El Castelo, directamente relacionado con las labores mineras realizadas por la invasión romana durante su colonización del terreno.

App
Guía de Asturias

Recomendada para viajar por Asturias: la mayor oficina de turismo en la palma de la mano.

Disponible para dispositivos Apple y Android.

App turística gratuita, sin publicidad, sin compras o registro de usuarios.

Te llevamos a miles de sitios sólo con tu dispositivo móvil.

Planifica lo que deseas ver. Crea tu colección de favoritos para no olvidar nada.

Alojamientos ‹› Deportes ‹› Farmacias ‹› Gasolineras ‹› Monumentos ‹› Oficinas de turismo
Patrimonio ‹› Playas ‹› Restaurantes ‹› Supermercados ‹› etc.