Alojamientos en Ponga
01_apartamentos
01_casas_compartidas
01_casas_integras
01_hostales_y_pensiones
01_hoteles

Ponga

Tierras escarpadas, picos emblemáticos como el Tiatordos o el Pierzu, el bosque de Peloño, el ecomuseo de Beleño, aldeas como Viego o Taranes, ríos de aguas bravas, en definitiva un paraíso para el turismo activo y de naturaleza. Así es Ponga.

Ponga, cuyo territorio está declarado Parque Natural, es un paraíso para el turismo activo. A las inmensas posibilidades de senderismo, en lugares tan emblemáticos desde el punto de vista de la riqueza boscosa como el tupido hayedo de Peloño, está la posibilidad de disfrutar las aguas bravas y practicar rafting o barranquismo, éste último en los cañones de Viboli y Carangas.

Ponga ofrece, por tanto, todas las versiones del agua: ríos de alta montaña, como el Ponga y el fronterizo Sella, cascadas, cañones y también aguas termales de alta calidad en el Balneario de Mestas. Para completar una piscina pública con unas vistas increíbles al Tiatordos y al cordal de Ponga.

Su orografía, escarpada y abrupta, da mucho juego también para los aficionados al deporte de la bici, que pueden realizar actividades con bicicletas híbridas.

Si lo que preferimos es el arte, el patrimonio y la etnografía, siempre queda la opción de visitar el Ecomuseo de Beleño dedicado a la madera y ubicado en la capital San Juan de Beleño, ir a las ermitas de Ventaniella o Arcenorio, al palacio de Sobrefoz, al Señoriu de Cazu o a las Aldeas de Taranes o Viego… y así tener una completa visión de lo que Ponga aporta al paisaje, cultura y costumbres en Asturias.

Qué ver

  • Ecomuseo de Beleño.
  • Bosque de Peloño.
  • Balneario de Mestas.
  • Ermita de Arcenorio.

Escudo de Ponga

Escudo de Ponga (Asturias)El escudo de Ponga está partido y medio cortado.

El cuarto partido de la izquierda es doble y representa la figura de Enrique III en caballo con la inscripción; “S ENRIQUI DEI GRATIA REGIS CASTELAE LEGIONIS”, en honor de los dos privilegios que éste concedió al pueblo.

El cuarto partido de la derecha se divide en dos, estando en la parte superior la cruz del escudo de los Caso, que fueron alférez mayores de Ponga.

En el cuartel partido, cinco llamas sobre fondo rojo que es el escudo de la familia Cienfuegos, titulares del condado de Peñalba, que sucedieron a la familia Caso.

Al escudo municipal actualmente utilizado hoy en día, no se le conoce sanción legal ni documento oficial que especifique cual de las varias versiones que circulan es la correcta.

El concejo de Ponga

Ponga es un concejo asturiano perteneciente al área sureste de la región. Limita al norte con los concejos de Piloña y Parres, al este con Amieva y la provincia de León, al oeste con Caso y Piloña y al sur completamente con León. Con una extensión de 205,98 km2, siendo sus principales núcleos de población, la capital San Juan de Beleño y Sobrefoz. Las carreteras regionales AS-261 y la AS-339, son los principales accesos rodados al concejo.

El territorio de Ponga se caracteriza por tener un relieve muy abrupto y complicado en el que se combinan las medias y altas montañas con grandes pendientes, y los valles fluviales. El terreno pertenece casi en su totalidad al primario, predominando en la parte suroriental la caliza carbonífera y en el resto del concejo la alternancia de pizarrilla con fajas de cuarcita dura y áspera además de la caliza. La gran variedad estratigráfica nos muestra una superficie primitiva que ha sido fracturada por las fuerzas plutónicas originando altas montañas y cordales mostrándonos unos espectaculares paisajes naturales.

Para examinar el relieve dividimos el terreno en tres unidades: La cordillera Cantábrica, los cordales (el de Ponga y el del Collau), y las depresiones pizarrosas. En cuanto a la cordillera Cantábrica hay que decir que sirve de límite con la comunidad castellana leonesa y contiene entre ella la máxima altitud que se encuentra entre los picos de Europa y el macizo de las Ubiñas (la Peña Ten con 2142 metros). Los cordales están orientados en dirección sur-norte y marca la división de las aguas de los ríos Sella y Ponga. El cordal de Ponga es de naturaleza caliza y separa los territorios de Caso y Ponga a través de los picos El Abedular, Maciéndome, Tiatordos, La peña Taranes y La Llambría. Este cordal se puede divisar desde el valle de Beleño, mostrándonos unas vistas muy hermosas. El cordal del Collau, empieza en la peña Ten, sigue con los picos Pileñes, Collau Zorru, Lluengo, Bedules, la Collada Llomena, el Pico Pierzu y el Carriá. Las depresiones pizarrosas ya son unidades orográficas de relieves mucho más suaves, cortadas por los ríos y convirtiéndose en el núcleo principal de vida humana. Es de destacar en estas depresiones los fuertes desfiladeros formados por los cortes verticales y estrechos de las rocas. Entre estos desfiladeros destacamos el de los Beyos de más de 10 Km. de largo y alturas de hasta 1.000 metros. A las laderas del desfiladero se formaron cantidad de pequeños pueblos colgados en lo alto, en los que sus habitantes han vivido en condiciones muy difíciles para la supervivencia. Otros desfiladeros importantes son los del río Santagustia hacia Viegu, el del río Ponga en Sobrefoz, los Corredores en Sellaño y la escalada en Taranes.

Los ríos más importantes del concejo son el Sella que atraviesa la zona oriental del territorio para seguir su curso por Amieva, y el Ponga que recorre el concejo de sur a norte y fluye en el Sella en Amieva. Entre los afluentes locales del sella tenemos el río Viego, el Viboli, el Roabín y el Canalito el cual camina hacia el Sella en medio de espectaculares gargantas. El Ponga nace en el puerto de Ventaniella y discurre por Sobrefoz, Yano, Abriegos, Cadenaba y Sellaño. Sus afluentes más importantes son el riachuelo de Taranes, el Semeldón y el Valle Moro.

Su clima es atlántico y muy húmedo. La temperatura en el concejo es suave, con máximas en verano que muy pocas veces pasan de los 30ºC. y mínimas que raramente descienden de los 0ºC por el invierno. Estos extremos térmicos que vemos son bastante acusados por culpa de la humedad.

La vegetación es también variada predominando los bosques de hayas, robles, abedules, tilos, acebos y espinos en las zonas medias y altas, quedando las tierras de los valles para cultivos y prados de siega.

La fauna ha sufrido la acción devastadora de la especie humana desapareciendo o reduciéndose muchas de las vidas animales que allí habitaban como el corzo, venado, jabalí, rebeco.

Capital

La capital del concejo de Ponga es San Juan de Beleño (Beleño), que debe su nombre a la admiración que sentían hacia el sol los pueblos prehistóricos que habitaban estas tierras a la cual denominaban “Belennus”. Es uno de los núcleos más poblados del territorio dentro de una zona ya de por sí muy difícil para habitar. Las viviendas se incrustan de manera singular dentro del suelo municipal, dotando al concejo de unos parajes realmente bonitos.

Patrimonio en Ponga

La mejor expresión artística que nos ofrece el concejo no son sus obras arquitectónicas, sino sus manifestaciones naturales, que nos ofrece parajes y vistas sin igual. Desde las más altas montañas, con intenso verdor en sus bosques y praderas, hasta el relajante correr de sus ríos formando espectaculares gargantas y desfiladeros, sin olvidarnos de los pueblos colgados de las montañas, que configuran todo ello un idílico paraíso natural.

La arquitectura religiosa del concejo se refiere a pequeñas iglesias rurales, construidas la mayoría a finales del XVIII, siendo acabadas en el XIX y el XX. Dentro de éstas se encuentran las iglesias de Santa María de Viego, con una bella puerta lateral adintelada de grandes sillares con molduras de Orejetas.

También tenemos la iglesia de Santa María de Taranes construida en 1779, con planta en forma de cruz Latina, con amplio crucero y bóveda de medio cañón en la que están representados frescos con imágenes de los cuatro evangelistas. Del mismo modo, son reseñables la iglesia de San Juan de Beleño, del siglo XVII, la de San Lorenzo de Abiegos y las dos pequeñas ermitas de Ventaniella y Arcenorio, ambas de la época medieval.

En cuanto al arte popular y civil, tenemos la torre de Cazo. Perteneciente a la familia Caso, gracias a una donación efectuada por Alfonso IX. La torre es de planta cuadrada, con amplios muros, conservando una ventana en el segundo piso constituida sólo a través de cuatro piedras.

En Sobrefoz encontramos una gran casa conocida como El Palacio, de planta cuadrada, realizado en mampostería y con buenos sillares tallados en las esquinas y formando los vanos. Tiene también una capilla. Otras casonas importantes son la Suárez-Monasterio, conocida como “Casa Rubín”,realizada en mampostería y rodeado de dependencias destinadas para el uso agrícola, o la que encontramos en Taranes, la casa de la Plazuela del Sol, con un bonito corredor de madera en su frente.

Un edificio también singular y de uso popular es el antiguo balneario de Las Mestas, recientemente restaurado para uso turístico, hallándose en él un hotel y restaurante. Mención especial merece por último, la cantidad de edificaciones agrarias que se conservan a lo largo del concejo como los hórreos, paneras y tenadas que dotan a los pueblos de gran singularidad.

App
Guía de Asturias

Recomendada para viajar por Asturias: la mayor oficina de turismo en la palma de la mano.

Disponible para dispositivos Apple y Android.

App turística gratuita, sin publicidad, sin compras o registro de usuarios.

Te llevamos a miles de sitios sólo con tu dispositivo móvil.

Planifica lo que deseas ver. Crea tu colección de favoritos para no olvidar nada.

Alojamientos ‹› Deportes ‹› Farmacias ‹› Gasolineras ‹› Monumentos ‹› Oficinas de turismo
Patrimonio ‹› Playas ‹› Restaurantes ‹› Supermercados ‹› etc.