Pesoz

Pesoz es un concejo del occidente astur que limita al norte con Illano, al sur con Grandas de Salime, al este con Allande y al oeste con San Martín de Oscos. Comprende una extensión de 38,94 Km2 para una población de las más reducidas del territorio asturiano. La carretera Comarcal AS-12, que le conecta con Illano y Grandas, es su principal vía de comunicación.

Su relieve se corresponde con el general de la comarca, es decir, abundancia de la pizarra en su forma primaria. El tipo es la Grauwacka, roca sedimentaria de antigua formación, cuarzo y feldespato con asociaciones residuales de otras rocas. La variedad de Grauwacka se combina con todas las variedades de la pizarra común. El color de la Grauwacka suele ser marrón, gris con algunas líneas verdes, blancas y rojas y algunas pizarras casi negras. La estructura de estas pizarras varía mucho, siendo la más usual la que se rompe en lajas y hojas regulares que a su vez sirve para la construcción de tejados de casas y lindar fincas, resultando este material accesible económicamente.

Su topografía es abrupta, pero menos escabrosa que la del contorno geográfico, con alturas inferiores a los 800 metros, siendo de mención los Cordales de Leares y San Isidro, así como la loma de Sequeiros, al norte y noroeste. La loma de Pesoz recorre el término municipal de norte a sur, limitando las elevaciones meridionales con el Cordal de Grandas.

En cuanto su red hidrográfica es de destacar los ríos Agüeira y Navia, desembocando el primero en el segundo. El Agüeria nace en el puerto de La Garganta, atravesando el concejo en orientación suroeste-noroeste recogiendo a su paso las aguas del afluente Ahio en Pesoz, para pasar por tierras vecinas de San Martín de Oscos y Grandas de Salime, desembocado en el río Navia en las proximidades de Pelorde. El Navia sirve de límite fronterizo con el concejo de Allande.

El clima, aunque enmarcado en las características del norte de España, es decir, templado y húmedo, presenta algunos rasgos típicos del continental, al igual que el concejo vecino de Illano, aunque aquí se representa de manera mucho más benigna.

Gracias a su particular relieve su vegetación está repleta de abedules y robles en la media montaña, y castaño en el fondo. La repoblación de la mitad del siglo pasado, fuerza un retroceso de las especies autóctonas a favor de otras como el eucalipto y el pino.

 

Capital

La capital del concejo y casi la aglutinadora de la totalidad de la población es Santiago de Pesoz (Pesoz). De terreno montañoso aunque de suave modulado y de cumbres ligeramente onduladas. Con graves problemas demográficos en la actualidad, la ganadería es la fuente de vida de la mayoría de la población. Se encuentra establecida en las confluencias de los ríos Agüeria y Ahio, estableciéndose los caseríos alrededor del palacio de Ron.

 

Demografía de Pesoz

La población concejil sigue las líneas trazadas para toda la comarca rural occidental. De las 900 personas que había a comienzos del siglo pasado, se ha llegado a las 256 a comienzos de éste, siendo destacable el aumento originado a mitad del siglo por la construcción del embalse de Grandas y que acrecentó la población hasta límites insospechados a día de hoy, 2.154 habitantes. A la pérdida de esta población que estaba asentada temporalmente en el concejo, también se sumará después la emigración a Europa y al centro industrial del principado, provocando un descenso de hasta un 60% entre 1950 y 1960, que trae como consecuencia el envejecimiento prematuro de la población, siendo de un 20% la cantidad de habitantes menor de 20 años, presentándose unas estructuras demográficas bastante alteradas. Este municipio uniparroquial, concentra a la mayoría de su población en torno a su capital, dispersándose el resto en pequeños núcleos, muchos de ellos prácticamente deshabitados.

Económicamente hablando, el motor que sustenta el concejo, es básicamente el sector primario, y más concretamente la ganadería que genera el 80 % del empleo local. De régimen de estabulación invernal, la producción tiene una orientación mixta láctea y cárnica siendo esta última la dominante, aunque por un estrecho margen.

Respecto al sector secundario y de la construcción, poco o nada se puede decir de su influencia que este tiene en el concejo, al ocupar tan solo a un 2% de la población, siendo la construcción la actividad que mayor número de empleos crea.

Por último en lo que se refiere al sector terciario de los servicios, éste representa en el concejo un 18% del empleo, siendo el pequeño comercio y la rama de la administración las que generan la casi totalidad de los empleos, siendo desarrollada dicha actividad prácticamente por entera en la capital del concejo.

 

Historia de Pesoz

Hubo pobladores desde épocas muy lejanas; así lo demuestran el castro de Santa Cruz, y los restos de extracción y aprovechamiento de minerales del pueblo prerromano localizados en Las Furadías y cerca de Brañavieja. Parece que los romanos continuaron con las explotaciones de este tipo, aunque no hay nada que lo confirme.

La historia del concejo de Pesoz durante la dominación visigoda y el periodo monárquico asturiano es desconocida.

Alfonso VII hizo donación al obispo ovetense don Martín, en 1154, del denominado territorio de Castropol, que se extendía entre los ríos Navia y Eo, y del que formaba parte Pesoz.

Su liberación de la Iglesia ovetense ocurrió en tiempos del rey Felipe II, quien obtuvo por Bula papal la facultad de vender los territorios hasta entonces de propiedad eclesiástica. Puesta a la venta la feligresía de Pesoz, fue comprada por Alonso López de Navia Bolaño. Los vecinos pidieron la anulación de esa venta, ofreciéndose a abonar la misma cantidad que había desembolsado el citado señor. En 1585 Pesoz pasa a depender, como municipio independiente, de la Corona.

En el s. XIX, el concejo se vio afectado durante la Guerra de la Independencia por las operaciones ofensivas francesas entre el Narcea y el Eo; fuerzas napoleónicas al mando del mariscal Ney lo ocuparon, por primera vez, en 1809.

 

Patrimonio en Pesoz

El principal patrimonio artístico e histórico que hay en el concejo son los castros de Santa Cruz de Pesoz y los de San Isidro en el límite del concejo vecino de San Martín de Oscos. Estos castros nos muestran los primeros asentamientos humanos y en ellos podemos observar como vivían y mantenían su defensa.

Aparte de los castros, también es de destacar el Palacio de la familia Ron, en torno al cual se articula el casco urbano de la capital. Posee cuatro alas repartidas en torno a un patio central que sirve de distribuidor espacial. En 1909 sufre una remodelación la fachada principal, la cual consta de una puerta que se enmarca en arco escarzano, todo ello coronado con el escudo familiar. Dentro del mismo podemos contemplar una torre desde la que se puede observar todo el valle del Agüeria. El muro sur tiene dos ménsulas, las cuales se creen servían para sustentar un puente levadizo.

En cuanto a la obra religiosa, tenemos la Iglesia de Santiago de Pesoz originalmente románica, de la que contiene por lo menos en este estilo el ábside, cuya bóveda está decorada con pinturas referentes a la vida de Cristo. Además del ábside la Iglesia se compone de una portada de acceso del siglo XV, una capilla lateral del siglo XVII y otra opuesta a ésta del siglo XX. El edificio está construido por pizarra revocada, reforzada en las esquinas y vanos con sillares de piedra. La cubierta es también de Pizarra.

A la vez que este patrimonio artístico Pesoz se caracteriza también por poseer un maravilloso patrimonio natural, muy hermoso y atractivo gracias a la supervivencia de la flora autóctona y de la flora de ribera. De enorme riqueza natural podemos decir que es la cuenca del río Agüeria que nos muestra las especies propias del bosque ribereño que nos da como resultado un paisaje idílico y artístico.

 

Fiestas en Pesoz

El principal patrimonio artístico e histórico que hay en el concejo son los castros de Santa Cruz de Pesoz y los de San Isidro en el límite del concejo vecino de San Martín de Oscos. Estos castros nos muestran los primeros asentamientos humanos y en ellos podemos observar como vivían y mantenían su defensa.

Aparte de los castros, también es de destacar el Palacio de la familia Ron, en torno al cual se articula el casco urbano de la capital. Posee cuatro alas repartidas en torno a un patio central que sirve de distribuidor espacial. En 1909 sufre una remodelación la fachada principal, la cual consta de una puerta que se enmarca en arco escarzano, todo ello coronado con el escudo familiar. Dentro del mismo podemos contemplar una torre desde la que se puede observar todo el valle del Agüeria. El muro sur tiene dos ménsulas, las cuales se creen servían para sustentar un puente levadizo.

En cuanto a la obra religiosa, tenemos la Iglesia de Santiago de Pesoz originalmente románica, de la que contiene por lo menos en este estilo el ábside, cuya bóveda está decorada con pinturas referentes a la vida de Cristo. Además del ábside la Iglesia se compone de una portada de acceso del siglo XV, una capilla lateral del siglo XVII y otra opuesta a ésta del siglo XX. El edificio está construido por pizarra revocada, reforzada en las esquinas y vanos con sillares de piedra. La cubierta es también de Pizarra.

A la vez que este patrimonio artístico Pesoz se caracteriza también por poseer un maravilloso patrimonio natural, muy hermoso y atractivo gracias a la supervivencia de la flora autóctona y de la flora de ribera. De enorme riqueza natural podemos decir que es la cuenca del río Agüeria que nos muestra las especies propias del bosque ribereño que nos da como resultado un paisaje idílico y artístico.

 

Gastronomía típica del Concejo de Pesoz

La influencia de la cercana Galicia es muy evidente en sus platos más representativos. Su comer típico se basa en el caldo, hecho con haba, patata y hojas del nabo (nabizas); fabadas, potajes, cocidos, potes de berzas con compango, carnes de vacuno, de cordero o de cabrito, chorizos, moscancia, «deventres» salados o dulces, «fillolos» o frisuelos, mantecadas, «maravillas de Pesoz» y miel de brezo.