Illano

Illano es un concejo situado en la zona media del Navia con una extensión de 102´70 km2. Está limitado al norte con Boal, al sur con San Martín de Oscos, al este con Boal, Villayon y Allande y al oeste por Villanueva de Oscos y Castropol.

Sus principales núcleos de población por numero de habitantes son: Cedemonio, Illano su capital, La Montaña, Sarzol, y el Villar de Bullaso. Su principal vía de comunicación es la AS-12 que cruza el concejo de sur a norte. Está a una distancia de la capital del Principado de 168 kilómetros. Su orografía toma como eje el curso fluvial del río Navia, su margen derecha tiene cumbres como A Bobia que es su techo con 1.162 metros. Otras alturas son: A Vega, O Corrello, A Camposta y Cabanastaxide. En su margen izquierda están las sierras de Riodecoba y Estela, pico de Bustelo y Cristaleira.

Su clima es oceánico propio de la zona cantábrica, húmedo y frío en las altas sierras y montaña y templado en las zonas bajas.

La red hidrográfica está marcada por el Navia que la atraviesa de sur a este. Sus afluentes más importantes son el Cartelo, Entrerrias, El Pato, y el Ciyúa. El agua en este concejo es un factor de producción esencial, quedando embalsado en Doiras. Su paisaje es uno de los menos deteriorados en relación con los concejos vecinos, tal vez por su falta de industria y su baja demografía. Ha tenido un gran factor de deforestación debido en parte a sus suelos débiles y poco consistentes teniendo como consecuencia una gran cantidad de matorral, aunque todavía es posible divisar abedules, robles, alcornoques y avellanos.

 

Capital

Su capital tiene el mismo nombre del concejo de IIlano. Es el típico núcleo rural dividido en dos partes por la carretera autonómica que la atraviesa y va a Grandas.

Los monumentos a destacar en Illano son: las casonas blasonadas de Petrona y Grandela, y la iglesia parroquial de Santa Leocadia que está situada junto al parque.

 

Demografía de Illano

Sus poblaciones están marcadas por la orografía del terreno, ya que su carácter accidentado y la profundidad de los valles hace que el hábitat se localice a media ladera y en el margen izquierdo del río, que es donde se localiza su capital.

Su economía está anclada en su tradición agraria y fue perdiendo población durante casi todo el siglo XIX, pero fue entre 1960 y 1981 cuando perdió más de la mitad de sus habitantes. En 1991 perdió de nuevo población llegando a las 735 personas, que se contabilizaron en el último censo de 1995.

Su población está muy envejecida, ya que una de cada tres personas tiene más de 60 años y solo el 18% alcanza los 20 años. Esto es debido a su emigración que en un primer momento fue hacia Ultramar coincidiendo con la crisis que acabó en la Guerra Civil y más tarde su emigración cambió dirigiéndose a los países desarrollados del norte y el centro de Europa.

A causa de todo esto su pirámide de población tiene un gran desfase marcado en su sector económico. Éste se basa principalmente en el sector primario y dentro de éste en especial en la agricultura y la ganadería en parte debido a que su población se dedica al cultivo de subsistencia. Tuvo un momento álgido pero fue solo de corto tiempo que fue con la construcción de la presa de Doiras que fijo sus efectivos demográficos pero de un modo muy temporal ya que no cumplió las expectativas surgidas en torno a la creación de empleo y desarrollo local.

 

Historia de Illano

Los primeros testimonios de la presencia de habitantes en la zona se corresponden con la cultura castreña, como los dos castros reconocidos por el arqueólogo José Manuel González: Los Castelloes, en Sarzol, parroquia de Herías; y El Castelón, ubicado en el lugar de Illano. La romanización parece que fue bastante superficial. Hasta el medievo no se tienen más noticias de este concejo. En la Alta Edad Media estaba integrado en el extenso territorio comprendido entre el Navia y el Eo, denominado Castropol, que, como ya es sabido, fue donado por Alfonso VII al obispo de Oviedo.

Durante el reinado de Felipe II (1556-1598) se consiguió la emancipación.

 

Patrimonio en Illano

Entre su patrimonio artístico destacaremos las principales obras.

Lo primero que mencionaremos es un ejemplo de la arquitectura tradicional popular como es el pueblo de San Esteban de los Buitres, donde sus casas se mantienen construidas con pizarra manteniendo un perfecto conjunto con el paisaje.

La casa Armera de Mojardín, o casa de la Llomba es del siglo XVIII, se estructura en torno a un patio porticado. Su fachada principal está marcada por dos torres y un cuerpo central. Las torres son de tres pisos con vanos que aumentan de tamaño desde las estrechas saeteras del piso bajo hasta el balcón superior. Rematado todo por una cornisa en piedra. En el centro de la fachada se abre la puerta, es sencilla con un dintel monolítico, sobre ella una ventana rematada en arco de medio punto y con un remate de pequeño frontón. El patio con pilares que sustentan una galería de madera que hace de distribuidor, a él se abre la capilla y junto a la puerta una escalera que conduce al piso alto.

El santuario de Nuestra Señora del Pastor, construido en 1665. La cabecera con bóveda de medio cañón y la nave cubierta con madera a dos aguas. La bóveda de la cabecera está cubierta con pinturas muy dibujísticas y populares que se reparten en tres franjas con cinco escenas enmarcadas por cenefas floreadas que representan los misterios del rosario. Tiene un retablo barroco popular del siglo XVIII. También destaca la imagen de la Virgen del Pastor. En ella sólo está trabajado el Niño Jesús y las partes vistas de la Virgen, es decir, manos y cabeza. El resto es un armazón.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de Bullasco. En el pórtico tiene incrustada una piedra con inscripciones en letras visigodas fechada entre los siglos VIII y X. Las letras están en circulo y en medio una Cruz. Esta iglesia tiene en su interior varios retablos barrocos. Así el retablo del altar mayor que es del siglo XVII, está estructurado en dos pisos y tres calles flanqueados por columnillas con estrías helicoidales.

La iglesia parroquial de Santa Leocadia de Illano, en esta iglesia lo que más destaca es su retablo del Cristo Crucificado, en el que se incluye una talla gótica de San Juan de los siglos XIV-XV. El retablo del presbiterio es de la Virgen del Carmen, está dorado y todo policromado, está todo rodeado de relieves que representa a diferentes santos pero todos ellos están vestidos con el hábito del Carmelo a quien pertenece la iglesia.

 

Fiestas en Illano

En marzo: el día 19, San Juan que se celebre en Lantero.

En mayo: el día 20 las fiestas de San Julián en Gio y el día 25 las fiestas de los Remedios en La Montaña.

En junio: el día 13 son las fiestas de San Antonio en las localidades de El Pato y El Villar de Bullasco, el día 29 son las fiestas de San Pedro en Cedemonia.

En julio: el día 16 son las fiestas del Carmen en su capital Illano.

Agosto es un mes con gran número de fiestas, así el día 3 San Esteban en el pueblo de su nombre, el día 5 las fiestas de Las Nieves en la localidad de Cernías, el día 16 son las fiestas de San Roque en la población de Navedo.

En septiembre: el día de la Virgen del Pastor, donde personas de toda la comarca, de los concejos vecinos y de Galicia, acuden a la ermita de la Virgen del Pastor uno de los principales santuarios del occidente de Asturias.

 

Gastronomía típica del Concejo de Illano

Es lugar para el disfrute de la buena mesa. Tienen justa fama sus carnes de vacuno y de cerdo, los productos de su huerta y el caldo del país. Del cerdo se obtienen excelentes embutidos caseros (chorizo, morcilla con o sin sangre, jamón, lacón, lomo, «butelo» o botillo…) y las clásicas empanadas de carne fresca, coincidiendo con su matanza o «samartín». Pero hay muchos más regalos para el paladar: fabadas, potajes de berzas, lacón con grelos o con cachelos, asados de cabrito o de cordero, platos de carne y de volatería de corral… y, en dulcería, miel local, requesón, «filloas» o frisuelos, papas de arroz y de maíz, «venera» (tarta de almendra y huevo), «deventre» salado o dulce, mantecadas.