Degaña

Degaña es un concejo situado en el occidente del Macizo Asturiano, con una extensión de 87,01 kilómetros cuadrados. Limitado al norte por Cangas de Narcea, al sur con la comunidad de Castilla y León y al oeste con Ibias.

Su principal vía de comunicación es la AS-15, que atraviesa todo el concejo, y la AS-212 que va de Cecos a Degaña. Está a una distancia de la Capital del principado de 161 kilómetros.

Sus principales núcleos de población por numero de habitantes son: Cerredo que es la villa más poblada de Degaña, El Rebollar y Fondos de Vega.

Su relieve está marcado en el límite septentrional con los picos de Grallos de 1.866 metros, Chagonacho de 1.870 metros, Rubio de 1.863 metros y el límite meridional formado por la Cordillera Cantábrica, en la que sus cotas más importantes son: la Moreda de 1.859 metros, Bóveda de 1.923 metros, y Peña de Trayecto de 1.698 metros.

Su red hidrográfica está marcada por el río Ibias y sus afluentes que son pequeños arroyos de corto recorrido: Las Corrradas, Regueira de Vasa, el Regueiran, etc. Sus montes están poblados de vegetación autóctona: hayas, robles, acebos. Donde hay especies como el oso, el corzo, el jabalí, etc. En sus ríos abunda la trucha.

Su riqueza natural ha hecho que el concejo fuera declarado Parque Natural de las Fuentes del Narcea e Ibias y su parte Noroeste se integre en la Reserva de Muniellos. Sus minas a cielo abierto son su principal fuente de ingresos. Propiedad de Hullas de Coto Cortés, toda su producción va para la central térmica de Anllares en León. Su buena ubicación cerca de Cerredo explica la prosperidad de este núcleo, siendo el centro comercial y de servicios, desplazando a Degaña.

 

Capital

Degaña es la capital del concejo homónimo, y está en el centro del concejo siendo atravesada por la carretera AS-15, que la divide en dos partes: la baja a orillas del Río Ibias y la más elevada.

Hay barrios con viviendas tradicionales de dos pisos, utilizando el de abajo como cocina, despensa y establo y dejando el piso superior para las habitaciones. Sus cubiertas antiguas que eran de paja han sido sustituidas por las de pizarra que son más fácil de mantener y es la típica cubierta que se puede ver hoy en día.

Las casas que destacan en la villa son: el Corral, la casa armera del Capellán, la casa de Sebastián, los vestigios de una torre y la iglesia parroquial de Degaña que fue incendiada durante la Guerra Civil, y de nuevo edificada intentando mantener su estructura anterior.

 

Demografía de Degaña

A pesar de la situación marginal del concejo dentro de la región, su evolución ha sido muy diferente al resto de concejos de la montaña asturiana. Su economía basada en la agricultura tradicional desapareció, debido a la explotación minera que impidió no sólo la emigración de la gente del concejo a otras zonas, sino que ha traído a otro pequeño numero de personas del exterior, evitando el despoblamiento al que estaría condenado el concejo.

Su población tiene una estabilidad ya que es prácticamente la misma que tenía a principios de siglo.

Lo que caracteriza a su población es que al estar basada en la extracción de mineral, predomina una media de edad joven, siendo su porcentaje de gente joven la segunda mayor de Asturias, detrás del concejo de Corvera con un 30% de menores de 20 años y casi el 11% de mayores de 60 años.

La instalación de la empresa Hullera de Coto Cortes S.A., abrió una nueva etapa en la economía del concejo, incluso transcendiendo su influencia a Villablino (León), ya que toda su producción va a la central térmica de Anllares. La actividad minera de Cerredo ha sido determinante en este sentido. En ese mismo año, la tasa bruta de natalidad era la más elevada de Asturias y constituía el único concejo con un crecimiento vegetativo positivo.

La configuración del relieve ha determinado la ubicación de la población en los valles, que está concentrada en pocos núcleos, aunque este asentamiento humano se ha visto afectado en el siglo XX, por la explotación minera, que supuso un cambio en la nueva distribución de la población.

 

Historia de Degaña

De época prerromana, y en tierras de Corralín, hay restos de labores de explotación y empleo de los metales, hoy cubiertos.

Degaña y Cerredo, en la Edad Media, fueron jurisdicciones de los Quiñones, dueños de una gran parte del Principado y que emparentaron con los Queipo de Llano, condes de Toreno, acabando esta familia por hacerse dueña de dichos señoríos.

A comienzos del XVI, Degaña se constituyó en Ayuntamiento. Pero en 1826 pasa a formar parte del concejo de Ibias. Vuelve a ser concejo independiente en 1863.

A causa de la guerra de la Independencia, fue paso obligado de las tropas napoleónicas. Aquí se estableció por un corto periodo de tiempo la Junta Superior del Principado, que tuvo una errante existencia durante el conflicto. Los hombres de Degaña se incorporaron en su mayoría al Regimiento de Cangas de Tineo para responder al enemigo, inducidos principalmente por José María Queipo de Llano, señor de la casa de Toreno, enviado como comisionado de Asturias a Inglaterra en busca de apoyo.

 

Patrimonio en Degaña

Tiene una interesante arquitectura popular, aunque no muy abundante, entre las que distinguiremos diferentes tipos de ejemplos arquitectónicos tanto de estilo civil como de su estilo religioso.

La casa Florencio, su estructura es de casa de dos alas en forma de “L”, con patio cerrado por un muro. Tiene un hórreo en el patio con cubierta típica de paja que fue sustituida por pizarra más fácil de mantener. En un ángulo del patio está la capilla, de pórtico cerrado, con puerta de arco de medio punto, ésta tiene mezcla de madera y reja. La capilla tiene un retablo barroco del siglo XVIII, dedicado a la Virgen del Carmen, también hay otras tallas del siglo XIII y XIV.

La iglesia parroquial de Santa María del Cerredo, declarada Bien de Interés Cultural. Es de nave única, cabecera cuadrada con capilla y sacristía adosada. Su estructura es de siglos diferentes ya que la cabecera es por ejemplo del siglo XIV, con bóveda de cañón, y del siglo XVII es la cubierta en forma de artesa de par y nudillo, esto es algo muy raro en la arquitectura asturiana. Su decoración es sencilla, son rosetas de seis pétalos inscritos en círculos, estrellas de ocho puntas y algunos animales, pintados en negro y rojo. Tiene dos retablos barrocos, dorados y policromados, uno está en el ábside y otro en la capilla lateral. El edificio está construido en sillarejo en parte revocado con pórtico cerrado a los pies.

El Cristo del Tablado, está en la parroquia de San Luis de Tablado, talla en marfil del siglo XVI, colocada sobre una cruz de madera nudosa. El Cristo es de tres clavos, con anatomía delgada pero musculosa. Se cubre con paño de pliegues y nudo central todo él muy trabajado dando una idea de naturalidad. Está representado todavía vivo mirando hacia el cielo con la boca abierta y enseñando los dientes, estos están marcados en la figura tallándolos. Está muy trabajado el cabello y la barba. La obra se encuentra muy bien conservada, aunque los brazos no encajan en el cuerpo y le faltan varios dedos de la mano. No se sabe cómo llegó este Cristo Crucificado a la iglesia del Tablado.

 

Fiestas en Degaña

En julio: el día 25 es la fiesta de Santiago en Degaña.

En agosto: el día 19 la fiesta de San Luis en Tallado, el día 6 El Salvador en Fondos de Vega y San Roque en Cerredo el día 16.

En septiembre: el día 8 la fiesta de Covadonga en Cerredo, en el puerto de Collado la fiesta estival de la juventud, con feria de ganado y preparación de corderos a la estaca.

 

Gastronomía típica del Concejo de Degaña

Se cocina con excelentes y variadas materias primas. Al típico samartín, o matanza del cerdo, se suma en esta zona la de la vaca, cuya carne roja se sala para su conservación, obteniéndose de ella una deliciosa cecina. El concejo presume de carta sustanciosa: pote de berzas; lacón con grelos o con cachelos; caza; cordero; carne de vacuno; truchas de sus ríos; las androtchas, el butietcho (botillo) o el espinazo, jamones, chorizos, del cerdo; y a los postres, frixuelos, rosquillas de anís, natillas, castañas, contundentes orujos…