Candamo

El concejo de Candamo está situado en el centro occidental de Asturias, con una superficie de 72,69 kilómetros cuadrados. Está limitado al este por Las Regueras, al sur por Grado, al norte por Illas, Castrillón y Soto del Barco y al oeste por Pravia y Salas.

Su capital es la villa de Grullos, y las localidades más pobladas del concejo son: San Román, Cuero, Ventosa, y su capital Grullos.

No tiene una principal vía de comunicación, ya que su municipio está ocupado por una tupida red de carreteras, autonómicas y comarcales. Está a una distancia de la capital del Principado de 34 kilómetros.

Su relieve está bastante desgastado y sus picos más altos superan en poco los 600 metros, como podemos ver en el pico Grande con 624 metros y el pico Pedrouzu de 614 metros. Otras alturas reseñables son: el Sollera de 598 metros, las Cruces de 539 metros, y la Matiella de 576 metros.

El principal curso fluvial es el Nalón, ya en su curso bajo y sus afluentes: el Dele, el Reguirón y el Valle. Su paisaje montañés, está marcado por especies foráneas: eucaliptos, pinos, y otras especies que fueron con las que se repobló el concejo. En el fondo de los valles, su vegetación mantiene una rica variedad: fresnos, olmos, chopos, sauces.

 

Capital

Es la villa de Grullos, tiene la estructura típica de las villas dispuestas a ambos lados de la carretera. Presenta una mezcla entre casonas, hórreos y paneras con edificios de moderna construcción.

En sus calles hay obras arquitectónicas como son: el Ayuntamiento del siglo XVIII, la iglesia de Santa María, y el palacio de Cañedos.

 

Demografía de Candamo

Este concejo, tuvo un aumento de su población en las dos primera décadas, llegando a su cuota con 5.618 habitantes en 1.920, Iniciándose un descenso sólo parado a mitad del siglo XX, empezando en 1.960 una nueva aceleración de emigrantes, hacia las zonas industrializadas del centro de Asturias, en especial a Avilés por su cercanía.

Su poblamiento, es el típico de los valles de media montaña, con pequeños núcleos de población, encontrándose la mayor concentración en la Vega del Nalón. Pero esta población tiene una estructura muy envejecida, ya que las personas mayores de 60 años son una tercera parte de la población y las menores de 20 años no llegan ni al 21% de la población total del concejo. En consecuencia, se espera que en los próximos años su despoblación se incremente.

Su economía se basa en la tradición agraria y ganadera, especializándose en las razas frisona y asturiana.

 

Historia de Candamo

El hombre prehistórico ha dejado en la cueva de La Peña (San Román) manifestaciones artísticas en las grandes paredes y utillaje, lo que prueba su asentamiento en este territorio, que también conoció el establecimiento de los romanos.

Las primeras referencias escritas llegan pasada ya la época monárquica astur; a través de ellas se comprueba que había poblaciones de alguna manera organizadas; he aquí algunos ejemplos: en 1064 el obispo Froilán cede a la Iglesia de Oviedo la villa de Figuereto, en el valle de Candamo. La Catedral se ve favorecida con las donaciones de la villa de Almunia, en 1096, y en 1100 de la iglesia de San Román de Candamo, por Alfonso VI.

Los acontecimientos históricos del concejo de Grado van parejos a los de Candamo, pues éste perteneció al primero hasta 1788, en que se formó como municipio independiente.

 

Patrimonio en Candamo

Existieron abundantes iglesias prerrománicas y románicas, como Santa María de Murias, San Tirso o Santiago de Aces, que no llegaron a nuestros días. Sí se conservan algunas casas y palacios como son:

El palacio de Valdés Bazán, del siglo XVII, y reformado en el siglo XVIII, es Monumento Histórico Artístico. Es de planta rectangular con un cuerpo y dos pisos. La fachada principal sin decoración, sólo nos muestra dos escudos que se intercalan entre los vanos, en cambio la fachada posterior tiene una rica arquería, que se extiende por los dos pisos. En la galería de la planta baja, los arcos descansan sobre fuertes pilares. En la planta alta, sus arcos se agrupan sobre columnas más finas dando idea de ligereza, estos arcos son desiguales y carecen de capitel.

La casa de la Torre, de la que sólo se mantienen en pie los muros, debido a un incendio, es de tres pisos con planta rectangular. La puerta principal tiene un arco de medio punto y una segunda puerta a la que se accede por una escalera, tiene otras dos puertas hechas más recientemente. Las fachadas están con ventanas, pero todas de diferentes diseños: rectangulares, cuadradas, con arcos de medio punto.

El palacio de Cañedo, es de tres plantas. En la planta baja está la puerta principal con dos ventanas simétricas. En la primera planta tiene el balcón principal y a su derecha el escudo de armas. En la segunda planta, hay una larga galería abierta, con forjado de metal. Destaca del edificio un gran alero de madera. El palacio es parte de un conjunto, en el que hay una capilla, una torre, unas cuadras y la vivienda de la familia de caseros.

El palacio de los Casares, está en San Tirso. Es de planta rectangular y dos pisos. Todo el edificio esta revocado excepto los marcos de puertas y ventanas que son de piedra, en el piso superior hay balcones y destaca el del medio que es doble, con el escudo de armas de los Alonso de Casares.

 

Fiestas en Candamo

Destacaremos:

En mayo: la Jira de El Campu Degollada, es una gran romería, el último domingo del mes.

En junio: el primer domingo es el festival de la Fresa. Los días 8 y 9 es San Juan en Ventosa. El 29 la Jira en la ermita de San Pedro, en Magón.

En agosto, el calendario está marcado por ser un mes completamente lleno de fiestas, así destacaremos: El día 5 las Nieves en La Mortera. Los días 9 y 10 San Lorenzo en San Román. El día 12 La Derrota en Santoreso. El día 22 y 23 San Bartolomé en Grullos. El día 24 San Agustín en Murias.

En septiembre: Nuestra Señora de Agüera y el Valle.

 

Gastronomía típica del Concejo de Candamo

Candamo es concejo eminentemente agrícola, de buena huerta, donde se cultiva su producto más famoso: una extraordinaria fresa, que es ingrediente principal de delicados y variados postres: tartas de fresa, fresas con nata, fresas con vino y azúcar, con requesón, en mermelada…, batidos e incluso licores (como el exquisito «fresalín»). En la capital municipal, Grullos, tiene lugar cada primer domingo de junio el Festival y Feria de la Fresa de Candamo, en merecido homenaje a tan delicioso fruto huertano. Elevada calidad y prestigio poseen, asimismo, sus manzanas, peras y castañas; estas últimas tienen su particular jornada de exaltación con un Festival que se celebra anualmente en el pueblo de Aces el primer domingo de noviembre. Además de los platos típicos regionales, Candamo es lugar idóneo para paladear varias delicias más: callos, embutidos, menestra de verdura, carnes y pescados como merluza al horno, cogote de merluza…