Foto Con nieve. Oviedo. Oviedo. Asturias.

Ubicación: AsturiasCentroComarca de OviedoOviedoOviedoOviedoOviedo

› Oviedo
Datos de contacto Oviedo
Valórenos:

Datos

  • Nombre oficial: Oviedo
  • Clasificación 1: Información
  • Clasificación 2: División administrativa
  • Clasificación 3: Pueblos

Domicilio
  • Dirección: Plaza de la Constitución
  • Código postal: 33009
  • Población: Oviedo
  • Parroquia: Oviedo
  • Municipio: Oviedo
  • Comarca: Comarca de Oviedo
  • Provincia: Asturias
  • Comunidad: Principado de Asturias

Fotografías garantizadas

Todas las fotografías y visitas virtuales de 360° de esta página han sido realizadas por EuroWeb Media, SL, empresa editora de este sitio.

Descripción Oviedo


Oviedo (de Oviedo), población —con categoría de «CIUDAD»— perteneciente al Municipio de Oviedo (de la que es capital), a la Provincia de Asturias y a la Comunidad Autónoma de: Principado de Asturias (España), con 174169 habitantes (93268 mujeres y 80901 hombres) en 2000, con 173948 habitantes (93361 mujeres y 80587 hombres) en 2001, con 175125 habitantes (94029 mujeres y 81096 hombres) en 2002, con 178493 habitantes (95827 mujeres y 82666 hombres) en 2003, con 179369 habitantes (96387 mujeres y 82982 hombres) en 2004, con 181054 habitantes (97304 mujeres y 83750 hombres) en 2005 y con 183035 habitantes (98407 mujeres y 84628 hombres) en 2006.

Municipio de Oviedo. Asturias.

El concejo de Oviedo

Oviedo es un concejo asturiano en el que reside la Capitalidad del principado, dada la situación estratégica que ocupa, es decir, el centro de la región. Limita al norte con Llanera; al este con Siero y Langreo; al sur con Mieres, Ribera de Arriba y Santo Adriano; y al oeste con Grado y Las Regueras. El concejo ovetense tiene una extensión de 186,65 Km2 y sus núcleos poblacionales importantes son Trubia, Olloniego y Tudela Veguín.

Cuenta con unos buenos ejes comunicativos, dada la situación estratégica que ocupa dentro del Principado de Asturias. Sus principales arterias de comunicación son la A-66, que enlaza con Gijón, Avilés y Mieres, la N-634 y la AS-232. Completan su red terrestre numerosas carreteras locales y comarcales, teniendo todos los pueblos y núcleos rurales del concejo unos buenos accesos rodados a ellos. Además, posee una buena infraestructura ferroviaria, siendo lugar de parada y embarque de varias líneas de la RENFE y de la FEVE.

Oviedo se asienta sobre una gran depresión originada por el hundimiento del zócalo antiguo paleozoico, paralelo a la franja litoral y con dirección este-oeste. La depresión queda encuadrada en el norte por la sierra del Naranco, y al sur por el valle del Nalón que discurre por la cuenca carbonífera en Olloniego. Es de destacar la influencia que tiene en el relieve la acción hidrológica que ejercen los ríos Caudal y Nalón, que excavan el terreno originando un profundo desnivel, siendo destacable el escalonamiento en tres unidades de relieve como son el Nalón ( 80 m.), la capital (226 m.) y el monte Naranco (637 m).

Por el norte, en el borde de la sierra del Naranco, fluye el río Nora, el cual sirve de línea divisoria con los concejos de Siero, Llanera y Las Regueras, y que en estos tiempos está tratándose de sanearlo, ya que se había convertido en uno de los focos más contaminantes dentro de toda la comarca central. Por el sur baja sus aguas el río Nalón, el cual entra desde Langreo por Entrepeñas para abrirse en grandes vegas por tierras de Olloniego y Tudela y seguir su curso por las dos Riberas, las de Arriba y Abajo, siendo la última parte del concejo ovetense. Importantes afluentes del Nalón son el río San Claudio y el Gafo.

Completa la red hidrográfica local el río Trubia antes de unirse al Nalón. Son de gran interés los meandros que se forman en Las Mestas los ríos Nalón y Nora poco antes de su unión.

Respecto al clima cabe destacar las diferencias existentes en la parte baja y alta del valle, estancándose el aire frío por debajo de la cota de 210 m., dando lugar a incesantes nieblas, temperaturas más extremas y precipitaciones menos frecuentes en la parte baja. La temperatura media de las máximas es de 23º, y la media de las mínimas es de 4,5º.

En cuanto a su vegetación hay que comentar que casi la tercera parte del suelo corresponde a uso forestal, siendo el monte su modalidad actual predominante por culpa de la degradación sufrida por el bosque por manos humanas. Aun así todavía podemos observar manchas de castaños, robles, encinares y eucaliptos, siendo esta última especie una de las de mayor presencia en el concejo. En las zonas ribereñas vemos alisos, sauces, fresnos, avellanos, tilos y arces.

Capital

La capital del concejo es la ciudad de Oviedo, que también da nombre al mismo. Se encuentra situada en una situación estratégica en el centro de la región, protegida por la sierra del Naranco, que ha influido para su elección como capital del Reino primero y del Principado de Asturias actualmente. Equidistante de las comarcas mineras e industriales y de los principales puertos marítimos, Oviedo es el centro alrededor del cual se forma una gran red de infraestructuras que hacen de ella, actualmente una ciudad de servicios con incidencia en toda la región. Hoy en día ha ganado una cantidad de suelo público muy importante con la eliminación y soterramiento del cinturón ferroviario que atravesaba toda la ciudad, dotándola a su vez de un aspecto mucho más favorable para la vista.

Patrimonio de Oviedo. Asturias.

Patrimonio en Oviedo

Cuenta Oviedo con importantes muestras monumentales, siendo los más destacables las arquitecturas prerrománicas, obras de gran importancia artística que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dentro de estas obras señalaremos el palacio de Santa Maria del Naranco, la iglesia de San Miguel de Lillo, la fuente de Foncalada y la iglesia de San Julián de los Prados. El Palacio de Santa María del Naranco se encuentra en las faldas del monte Naranco fue construida en el reinado de Ramiro I, originalmente siendo un aula regia o salón de reuniones, para más tarde convertirlo en una iglesia. Se divide en dos pisos y tres ámbitos. El superior posee una gran riqueza decorativa y consta de un salón central, hallándose en los extremos unos miradores abiertos con hermosas arcadas.

La iglesia de San Miguel de Lillo fue construida en el año 848 y se decía que había sido construida para el palacio de Santa María. De la edificación inicial sólo se conserva la cabecera que hoy ejerce las funciones de capilla, el vestíbulo y el arranque de las tres naves. En el vestíbulo esta la tribuna real donde se cree descansaba la monarquía. Son destacables las muestras pictóricas que se realizaron en sus muros y que tenían a la figura humana como elemento principal.

La fuente de Foncalada es la única obra civil y popular que perdura del reinado de Asturias de Alfonso III y de la cual se ha descubierto más recientemente una estructura más compleja, en la que se observa una canalización para el suministro del agua.

La iglesia de San Julián de los Prados se encuentra localizada en el barrio de Santullano y es perfectamente visible para quienes accedan o dejen la ciudad por la autopista “Y”, fue construida por Tioda por orden de Alfonso II el casto, fue restaurada en 1914 por Fortunato de Selgas. Es una pequeña iglesia de tres naves interrumpidas por un crucero, a cuyos extremos se abren dos estancias. Tiene vestíbulo y tres ábsides rectangulares de los cuales la central está provisto en su parte superior de una cámara alta. Además, la iglesia conserva un repertorio pictórico que la hace más destacada dentro del panorama artístico.

Aparte de estas obras prerrománicas, Oviedo también cuenta con más bienes de interés cultural. Dentro de estos tenemos las cuevas de Las Caldas, que nos muestra diversas muestras del arte mueble con figuras de caballos, bisontes, ciervos De la época prehistórica, las cuevas de Las Llueras presentan en las paredes dibujos y figuras grabadas de animales y también figuras representativas de figuras más o menos triangulares que se pensaba interpretaban símbolos sexuales femeninos.

De gran importancia artística puede catalogarse de la misma manera, a la catedral de Oviedo tanto en su exterior como en su interior. Construida por orden del rey Fruela y continuada por su hijo Alfonso II, la catedral no paró de renovarse y ampliarse adaptando los estilos de la época. La cámara Santa contiene las Santas reliquias que dieron a la catedral el reconocimiento de "sancta Ovetensis" haciendo de Oviedo parada de peregrinación durante las épocas media y moderna. También contiene la Sábana Santa o Santo Sudario de gran valor religioso, la Cruz de La Victoria, la Cruz de los Ángeles, La caja de las Agatas y diversas obras de arte. La capilla mayor está presidida por un enorme retablo de estilo hispano-flamenco realizado por Giralte de Bruselas esculpido en dorado por León Picardo.

Dentro de los edificios civiles y populares son de destacar varias obras como el que ocupa el actual ayuntamiento, el edificio histórico de la Universidad, el Jardín de los Reyes caudillos, el balneario de las caldas y la plaza del Fontán que fue derruida en el año 1997 para reconstruirla totalmente.

Por último es Oviedo sede de diversos museos donde se puede contemplar el patrimonio mueble que allí se conserva. Dentro de estos tenemos el museo de Bellas Artes, situado en el palacio de Velarde, el museo arqueológico, que ocupa terrenos del antiguo monasterio de San Vicente, y el nuevo museo de la catedral ubicado en el claustro alto de la misma.

Comarca de Oviedo.

Histórica y moderna, señorial y acogedora, discreta y cosmopolita. La ciudad de Oviedo tiene cada año una cita con el mundo: los Premios Príncipe de Asturias y su repercusión no intimidan, sin embargo, a la que en tiempos fuera capital de todo un reino. El pasado pesa, pero no impide crecer. Oviedo la universal le ha plantado cara a la provinciana Vetusta.

El concejo de Oviedo, en el corazón del área central de Asturias, ocupa unos 186 kilómetros cuadrados de superficie. Su población supera los 214.000 habitantes. La capital del municipio lo es también del Principado, sede del gobierno autonómico y las principales instituciones.

Oviedo, capital del Principado de Asturias, cuenta con numerosos atractivos, como su casco antiguo, la catedral gótica o el Teatro Campoamor, donde se celebra la entrega de los Premios Príncipe de Asturias. Posee además algunas de las más reconocidas muestras del Prerrománico asturiano.

Guía del ocio en Asturias.
Alojamientos de Asturias
Galería fotográfica Oviedo
Con nieve - Oviedo
Mapa de situación Oviedo
Galería de vídeos de Asturias
10 opciones para conocer Asturias a fondo
Montes Estrada, Jesús, «Churruca»

Jesús Montes Estrada, «Churruca», nace el 4 de abril de 1950 en la cuenca minera del Nalón, en La Hueria de Carrocera (San Martín del Rey Aurelio).

De profesión metalúrgico, fue trabajador del sector naval y es hijo y nieto de mineros (su padre, conocido como «Chus Pesetes» fue un histórico del Partido Comunista de España en Asturias). Tiene una hermana y un hermano.

Desde muy pequeño siente como propios los ideales emancipatorios y antifranquistas que su padre, su abuelo y otros miembros de su familia practican y «predican»: los ideales de la libertad y el socialismo marxista; los ideales que debían acabar con la dictadura y conducir España hacia la libertad y la democracia, lo que le permitió conocer a luchadores antifascistas de la talla de Horacio Fernández Inguanzo, «el Paisano», allá por 1965.

En julio de 1968 se traslada a Gijón con la edad de 18 años, con su familia, al barrio del Coto, tras la jubilación de su padre.

Se afilia al Partido Comunista de España (PCE) y al sindicato Comisiones Obreras (CC. OO.) en 1970. Desde 1971 hasta la actualidad es miembro del Comité local del Partido Comunista de Asturias (PCA) de Gijón. Entre los años 1972-1975 pertenece a la Coordinadora de Comisiones Obreras de Gijón y Asturias. A lo largo de los años 70, en plena dictadura, fue detenido en varias ocasiones (así como en los 80, con gobierno del PSOE, por motivos «laborales»), y pasó varias veces por los juzgados gijoneses a declarar por denuncias de la policía. El 27 de septiembre de 1974 fue detenido en Gijón por la Brigada Político-Social franquista y trasladado a Oviedo para ser «interrogado» y posteriormente encarcelado en la prisión del Coto (Gijón) desde finales de septiembre hasta principios de noviembre de 1974, por razones de índole político-sindical. El Tribunal de Orden Público (TOP) —encargado de juzgar a los antifranquistas— le condena a dos penas de cárcel de tres años cada una, por propaganda ilegal y por «posible asociación ilícita» respectivamente.

Fue despedido en septiembre de 1974 de Marítima del Musel por actividad sindical. Anteriormente a esa fecha, de manera ininterrumpida, forma parte, primero como miembro del Jurado de Empresa en Segundo Álvarez S.A. (Marítima del Musel), y, posteriormente, de Naval Gijón, hasta 1993.

El 29 de diciembre de 1974, entre los pocos lugares donde pudo trabajar, fue en una contrata de Constructora Gijonesa, denominada GARMO.S.A, y el 15 de enero de 1975, expulsado nuevamente después de un conflicto en los Astilleros de Gijón, en solidaridad con varios compañeros despedidos, y, a su vez, por la negativa de la dirección de Marítima del Musel a su incorporación y la de otro compañero a la empresa.

En 1974 forma parte de la Junta Democrática de Gijón (la Junta Democrática fue proclamada entre otros, por Santiago Carrillo y Calvo Serer en París en junio de 1974). Durante todo este tiempo hasta enero de 1977 permanece despedido formando parte de las denominadas «listas negras» de la Brigada Político Social (BPS) siendo a su vez reiteradamente despedido de diversos talleres y empresas en las que tuvo oportunidad de entrar a trabajar, a pesar de la BPS.

Con la muerte del dictador el 20 de noviembre de 1975, llega a la jefatura del Estado su sucesor, el Príncipe Juan Carlos, que decreta una pequeña amnistía para penas político-sindicales menores de cuatro años. Cuestión ésta que le afecta positivamente para eludir su encarcelamiento. En enero de 1977 se incorpora a su puesto de trabajo en Marítima del Musel después de haber ganado un juicio para su incorporación en el Tribunal Central de Trabajo (Madrid).

Fue máximo responsable de CC.OO. de Marítima del Musel entre 1972 y 1984, momento en el que se produce la fusión entre Duro Felguera y Grupo Orejas. De 1984 a 1993 fue el máximo responsable de CC.OO. en Naval Gijón, astillero producto de la fusión antes comentada, cargo que tuvo que dejar por razones de actividad política (cargo público).

Desde 1978 comienzan diversas «reconversiones» en los astilleros, la más importante con gobierno del PSOE (Partido Socialista Obrero Español). En ese momento se producen fuertes movilizaciones de los trabajadores en defensa del sector naval y de sus puestos de trabajo. Esta situación dura más de tres años (1984-87) y se salda con un estudiante muerto, decenas de trabajadores lisiados, el cierre de tres puestos de trabajo y más de un millar de empleos directos perdidos.

COMO CURIOSIDAD…

La tarde del mismo día de enero de 1977 que se incorpora a su puesto de trabajo, se produce en Madrid por elementos fascistas, el asesinato conocido como «la matanza de Atocha», varios abogados laboralistas, militantes del PCE, fueron asesinados y otros lisiados. Al día siguiente se produce una huelga en miles de empresas del país, en Marítima del Musel también. Después de la famosa crisis de Perlora (1978) en la Conferencia del PCA, se hace cargo de la responsabilidad orgánica del Partido Comunista de Asturias (PCA) de Gijón hasta 1981.

En enero de 1983 hasta finales de 1991 fue secretario general del Metal de CC.OO. de Gijón (9 años).

Miembro de la Ejecutiva Regional del Metal de CC.OO. de Asturias, del Consejo del Estado de CC.OO. del Metal (1983-91). Miembro de la ejecutiva de la Unión Regional de CC.OO. de Asturias (1984-88).

En la actualidad es concejal de IU en el Ayuntamiento de Gijón, desde mayo de 1991. Portavoz del Grupo Municipal desde julio de 2000.

Secretario general del PCA de Gijón desde noviembre de 1994 a enero de 2003.

Coordinador de IU (Izquierda Unida) Gijón desde octubre de 1998.

Miembro de la Ejecutiva de IU (13 miembros) de Asturias desde marzo de 1995.

Miembro de la Presidencia y del Consejo Político Autonómico de IU Asturias (1991).

Miembro del Comité Central del Partido Comunista de Asturias (PCA) desde 1992.

Tras las elecciones municipales de mayo de 2003 y tras el pacto de gobierno, ocupa la tercera tenencia de alcaldía del Ayuntamiento de Gijón (PSOE-IU-BA) y ostenta la presidencia del Consejo Municipal de Cooperación y Solidaridad Internacional y la Concejalía de Cooperación y Solidaridad Internacional desde el verano de 2006.

Además es el concejal encargado en el Ayuntamiento de Gijón de los asuntos relacionados con la Memoria Histórica - Memoria Social.

Se presenta nuevamente de cabeza de lista en 2007, con un porcentaje de votos en la asamblea de IU-Xixón celebrada el 25 de noviembre de 2006 del 78% (en asamblea de 19/10/2002 para las elecciones de 2003 fue elegido cabeza de lista con un porcentaje del 74%). En ambas asambleas fue, además, reelegido coordinador de IU-Xixón, cargo que ocupa desde octubre de 1998.

En las elecciones del 25 de mayo de 2007 es nuevamente elegido concejal por Izquierda Xunida-Bloque por Asturies-Los Verdes. En la actualidad ostenta la Tercera Tenencia de Alcaldía de Xixón, así como la delegación de las siguientes áreas: Cooperación y solidaridad Internacional, Política Llingüística, Cultura Tradicional y Memoria Histórica y Social.

Fuente: Izquierda Unida de Gijón – EuroWeb Media, S. L.

 

Cifuentes Díaz, Marcelino

Profesor mercantil y publicista nacido el 1 de junio de 1868 en Gijón (Asturias), hijo de Benito Cifuentes y Josefa Díaz de la Sala.

Comenzó la carrera de profesor mercantil en el Instituto Jovellanos de Gijón, pero no la finalizó hasta el 11 de marzo de 1908, a causa de una grave enfermedad que lo dejó inválido de la pierna y el brazo derecho.

Desde 1909 ejerció la docencia en la Escuela de Comercio de Gijón, como ayudante interino en un primer momento, desde julio de 1912 como ayudante numerario, y finalmente como profesor auxiliar desde junio de 1915. Asimismo, trabajó durante muchos años en la empresa Industrias Zarracina, en la que desempeñó el cargo de jefe de contabilidad.

En el Certamen del Trabajo, organizado en Gijón en 1906, ganó el segundo premio con su obra Modelos de aparatos para el estudio de la Tecnología industrial.

En 1915 fue nombrado director-gerente del Monte de Piedad y Caja de Ahorros, cargo al que renunció en enero del año siguiente.

Su fallecimiento tuvo lugar en Gijón (Asturias) el 26 de enero de 1931.

Fuente: Consejería de Cultura del Principado de Asturias - EuroWeb Media, S. L..

 

Palacio del conde de la Vega del Sella

Torre de San Xurde o de los Aguilar de San Jorge

En las afueras de Nueva, no es visible desde el exterior porque el palacio del Conde de la Vega del Sella lo introdujo tras sus muros, absorbiéndolo. Documentada ya en 1032, fue propiedad de los Estrada, alcaides del castillo de Llanes y posteriormente condes de la Vega del Sella a partir de 1647. Remodelada posiblemente en el siglo XIV, la torre, de planta cuadrada, muestra un volumen estructurado en dos pisos y sótano, en el que se empleó sobre todo mampostería, dejando el sillar para su utilización en las esquinas. Las almenas, rehechas en parte, se contemplan sobre el muro norte de la interesante casa-palacio de los Condes de la Vega del Sella, Bien de Interés Cultural, cuidada edificación barroca del siglo XVII, que alberga un museo privado de diplomática asturiana, memorias y restos arqueológicos salidos de las excavaciones llevadas a cabo por el insigne prehistoriador Ricardo Duque de Estrada (1870-1941), quien habitó esta noble casa, articulada en torno a un patio central del que arrancan escalones hacia la torre medieval.

 

González Iglesias, Luis, «Luis Bayón»

Autor: Alberto del Río Legazpi*, escritor e investigador histórico

Fecha: 9 de septiembre de 2009

Al historiador de arte inglés, Ernest Gombrich, le tengo leído, anotado y archivado, que «el arte no existe, sólo existen los artistas». Una epatante frase que hoy saco del baúl para tratar de armar este boceto de un artista avilesino, al que me parece le viene al pelo. O mejor dicho: le queda clavada.

En un principio su nombre oficial y con el que circuló por el mundo fue el de Luis González Iglesias. Nació en Avilés en 1894, un año en que comenzó a brillar aquí la luz nocturna, tan artificial como milagrosa en el rescate de la miserable oscuridad de una urbe de provincias. Fue un regalo que le hizo a nuestra ciudad uno de aquellos famosos indianos que en este caso respondía al nombre de Leopoldo González-Carvajal Zaldúa, adornado con el título de marqués de Pinar del Río. Y, también, conde de Avilés, aunque eso fue después.

Por tanto ahora, o sea entonces, en 1894, éramos la primera ciudad de Asturias alumbrada eléctricamente. Avilés brillaba, sobre todo al anochecer, más que nadie en toda la región.

Miembro de una familia numerosa, Luis hacía el número once entre sus hermanos. Estudios, edad del pavo, aventuras, alguna enfermedad, fue la senda que recorrió. Como todo quisque.

Después de la larga espera que se adueña del que sabe que sabe, le llegó la oportunidad del sensato estudio académico de Madrid. Y eso fue después de presentarse a la Exposición de Artistas Avilesinos en 1921, en la que obtuvo una pensión para estudiar en la Escuela de Bellas Artes en Madrid, becado por el Ayuntamiento de Avilés y por la Sociedad de Amigos del Arte avilesina. Allí coincidió, anecdóticamente que conste, con Salvador Dalí, y estudió hasta 1926. Ese mismo año, cuando ya firmaba sus cuadros como Luis Bayón, expuso en los Salones de la Sociedad Española de Amigos del Arte, junto con los más destacados artistas asturianos del momento, como Piñole y Evaristo Valle.

Y a partir de Madrid, la trayectoria artística del joven Bayón le lanzó hacia Europa. Y viajó por donde todo artista plástico —que entonces se preciara— lo hacía, como un peregrinaje para descubrir el talento de los clásicos: Génova, Milán, Florencia, Venecia y Roma. Luego en París, donde tiene la suerte de alojarse en el limbo artístico de Montparnasse, adentrándose en la bohemia de los años veinte.

Esta estancia parisina dejó una profunda huella en Bayón, ya que el impresionismo, y sobre todo el trío (artístico) formado por Monet, Pisarro y Cézanne, estará, a partir de entonces, presente en toda su producción pictórica.

Pero incluso desde París llegó a pintar temas avilesinos, con imágenes generadas por el recuerdo. A veces las remembranzas son la leche. Porque añorar Galiana, donde vivió, debe costar lo suyo estando en el parisino Montparnasse, qué quieren que les diga.

Yo conocía de un modo bastante vago la obra de Luis Bayón, y eso por la extraña —por tierna, aunque parezca contradictorio— fuerza de sus cuadros, que me remitían a unas señas de identidad de alguien dotado de un linaje artístico natural.

Mi conocimiento del artista era superficial y basado en su Amanecer en Galiana o Porches de Rivero, por citar dos cuadros. Pero justo entonces Ramón Rodríguez inauguró,en 1997, su impagable colección «Arcos», cuyo primer libro está dedicado a Bayón. Me queda olfato, es una pena esto mío del oído, pero ya Billy Wilder dejó escrito —y filmado— aquello de que nadie es perfecto. Supongo que incluiría también a los alcaldes.

El amor a su ciudad y todo lo asturiano siempre estuvo presente en la obra de Bayón. De ahí que la herencia artística que dejó en 1948, cuando murió en aquella Barcelona que entonces caía tan lejos, dejó un legado de trascendente aire renovador dentro de la pintura asturiana, entonces orientada hacia el regionalismo puro y duro. Bastante áspero, por cierto.

Bayón es hoy, internacionalmente, en el campo artístico uno de los más destacados pintores asturianos y españoles del siglo XX. Se ganó a pulso de pincel depurado su lugar en la historia plástica. O dicho de otro modo, su categórica y brillante condición de artista.

Y desde luego aquí en Avilés brilla de un modo tan exquisito como cierto. Y tan desconocido, como es norma en figuras culturales.

NOTA

(*) Este texto fue publicado también por su autor en el diario La Nueva España de Oviedo (serie «Galería de personajes del Avilés milenario»), el sábado 19 de marzo de 2005, bajo el título «Bayón, lustre europeo para un gran artista».

 

P.R. AS-81. Ruta a Ablaneo

Esta ruta está calificada como «Sendero de Pequeño Recorrido (P.R.)» • Acceso: Ver mapa • Se inicia el recorrido en Pola de Lena (estación de RENFE), siendo el final en Pola de Lena (estación de RENFE) • Distancia: 17,51 km (carretera: 4,5 km; camino: 13,01 km) • Dificultad: La parte más difícil es el kilómetro de subida fuerte que hay antes del pueblo de Brañalamosa. Después hay tramos de fuerte pendiente, pero que se combinan con zonas de llano hasta llegar a Ablaneo. Tenemos la opción de llegar hasta este punto por la carretera de Lena-Quirós (subida a la Cobertoria, desviación por pista a la derecha en el km 4,5 aprox.). • Desnivel: (consultar) • Duración aproximada: A pie, 4-5 h; BTT, 2-3 h • Itinerario: Pola de Lena - Muñón Fonderu - Brañalamosa - Ablaneo - Muñón Fonderu - Pola de Lena.

Fuente: Ayuntamiento de Lena y Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Partimos de la estación de Renfe de Pola de Lena para llegar por carretera hasta Muñón Fonderu, donde tomamos una pista que discurre al lado del arroyo de Brañalamosa, entre bosques de ribera entremezclados con castaños, hasta situarnos bajo el pueblo del mismo nombre. Se abandona la vera del río para subir, con mayores pendientes, hasta el poblado. Una vez pasado éste, se suceden las duras cuestas de las pistas forestales combinadas con zonas más llanas que suavizan el recorrido y permiten disfrutar de las vistas del valle que forma el río Muñón, lo cual recompensa del esfuerzo de la subida. Una vez llegamos a Ablaneo y comenzamos el descenso por el cordal hasta el collado de La Escrita, la ruta nos ofrece las que quizá sean las mejores vistas del concejo de Lena llegando incluso hasta los montes de Quirós, la sierra de Navaliego, el cordal de Urbiés...

Posteriormente, la umbría hace que el camino sea húmedo y embarrado pero se baja sin dificultad, hasta llegar de nuevo a Muñón Fonderu. Desde aquí volveremos sobre nuestros pasos hasta la estación de Renfe de Pola de Lena.

Tenemos fuentes en Muñón Fonderu, Brañalamosa y en el collado de La Escrita.

 

Escultura «A la Toná»

Ubicación: Barrio de Teatinos, en el cruce de la calle Ángel Cañedo con la de Sabino Fernández Campo.

Autor: José Antonio García Prieto, «Llonguera».

Año de instalación: 1999.

La obra, concebida por el autor como su particular homenaje al cantante Juanín de Mieres —nombre artístico de Juan Menéndez Muñiz—, legendaria figura de la canción asturiana —la toná o tonada— nacida en el barrio mierense de Oñón el 14 de octubre de 1905, fue ofrecida por Llonguera al Ayuntamiento de Oviedo, que aceptó la propuesta.

«El grupo escultórico —originalmente de madera, pasado después al bronce— adquirió entonces mayor extensión temática y, con Juanín de Mieres [nombrado Hijo Adoptivo de Oviedo, por acuerdo del Pleno municipal de 17-5-1999] como eje central, el homenaje se amplió a la tonada en general, representada en su vertiente más popular, esto es, la imagen tradicional de "echar un cantarín en el chigre", con el cantante abrazando por los hombros a un amigo mientras detrás de ellos un tercer hombre escancia sidra» (Adolfo Casaprima, «Escultura pública de Oviedo», Ayuntamiento de Oviedo, 2001).

 

Álvarez-Buylla Álvarez, José Benito

José Álvarez-Buylla Álvarez nace en Oviedo (Asturias) el 16 de julio de 1916.

Estudia Derecho en la Universidad de Oviedo de 1931 a 1935, y después de la Guerra Civil, Filosofía y Letras en la misma Universidad. Hace el doctorado Derecho en la Universidad Central de Madrid y el de Filosofía en la de Oviedo. Estudia también Graduado Social en Oviedo y funda en Gijón el Seminario de Estudios Sociales en 1950.

Catedrático de Inglés del Instituto Jovellanos, del que fue director, fue profesor agregado de Literatura Inglesa en la Facultad de Filología de la Universidad de Oviedo y vicerrector de Extensión Universitaria hasta su fallecimiento en 1981.

Enraizado en la tradición humanista y liberal progresista, heredada de su abuelo, Adolfo Buylla, introductor del «socialismo de cátedra» y miembro de la primera Extensión Universitaria ovetense, y de su padre Benito Buylla, catedrático de Química, poeta y crítico literario, publicó un libro de versos Alta Soledad (Oviedo, 1974) y numerosos trabajos de crítica literaria en revistas especializadas, Filología Española, de la Universidad de Madrid, y Archivum, de la Universidad de Oviedo, además de artículos periodísticos.

En lengua asturiana (bable) tiene una corta pero importante obra poética, siendo autor de poemas como Tedium vitae, Cesarón, ambos recogidos en la antología Del aráu a la pluma, o el Himnu de la xuventú d'Asturies, que publicó el Seminario de Llingua Asturiana de la Universidad de Oviedo en 1976 e hizo popular el grupo musical Nuberu.

Su compromiso con la llingua le llevó a participar en la I y II Asamblea del Bable, así como en el Seminario de Llingua Asturiana de la Facultad de Filología ovetense.

También escribió sobre temas asturianistas, entre ellos un ensayo sobre la tonada tradicional, La canción asturiana (Salinas, 1977), y un buen número de artículos y trabajos.

Fuente: Consejería de Cultura del Principado de Asturias - EuroWeb Media, S. L..

 

Edificio calle Uría 20-30

Interesante conjunto recogido en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Asturias.

Este edificio, cuya planta baja ocuparon los desaparecidos cine Aramo y Radio Norte, se encuentra en plena calle Uría, mirando hacia el Campo San Francisco, parque hacia el que aquél curva sus formas. Fue proyectado por Francisco Somolinos, el cual, según el arquitecto Arturo Gutiérrez de Terán, tuvo en cuenta «el lugar donde se ubica para definir su arquitectura, pues quiso hacerlo formar parte del entorno». Empieza a construirse a comienzos de los años treinta del pasado siglo, se interrumpe durante la guerra civil y se acaba en 1941, siendo su inauguración todo un acontecimiento en la ciudad.

Este inmueble, que «cuando se proyectó ya se conocía quién iba a ocupar cada una de las plantas», podría llamarse «edificio Figaredo» —afirma Gutiérrez de Terán—, «ya que es donde se proyecta la sede central de los negocios de la familia, su residencia y otras viviendas para niveles de renta elevados, que se complementan con Radio Norte y el cine Aramo». La planta baja estaba reservada a estos dos locales; el primero piso, a oficinas; de la segunda a sexta planta, a viviendas, y los dos últimos pisos (séptimo y octavo), a estudio del arquitecto Somolinos.

Gutiérrez de Terán destaca la planta baja —de cuya decoración básicamente centrada en la naturaleza resalta los estucos en color, las rejerías de bronce o los pavimentos y puertas— por su buena organización de la planta baja, «muy clara y funcional, que consigue aparentar mayor espacio que el real a base de comunicar inteligentemente los espacios de las distintas áreas para vivir»; el estupendo remate de la escalera principal, «a base de un continuo vertical de vidrio emplomado y coloreado», y el empeño por resaltar la escalera y el portal, consiguiendo un «claro paso intermedio entre la calle y la vivienda».

Dominada por «las formas sencillas y una sobria ornamentación», la fachada ha sufrido la sustitución «del aplacado original de mármol de alabastro, de tono arena claro y particular carácter», por criticables placas de granito rojo que no casan bien con el conjunto. Llama la atención la marquesina con la que cubre la primera planta y trata de diferenciarla del resto, actuando como «remate del basamento» de este inmueble, el cual puede considerarse un signo del asentamiento en la ciudad de una próspera burguesía.

Fuente: Arturo Gutiérrez de Terán, en «Un proyecto de futuro», artículo de Elena Peláez, sección «La mirada experta» del diario La Nueva España de Oviedo, 10-10-1999.

 

Verano García, Arturo

Arturo Verano García nació en 1951, en Caboalles de Abajo (Villablino - León), aunque se considera de Cangas del Narcea, pues su familia se trasladó allí cuando únicamente tenía meses de edad.

Diplomado en Magisterio y licenciado en Pedagogía, durante su etapa como maestro ejerció fundamentalmente en el Occidente del Principado de Asturias (Valdés, Ibias, Oscos y Vegadeo) y fue director e iniciador del proyecto de la Comunidad Educativa «Aurelio Menéndez» de San Antolín de Ibias.

Fue director del Colegio Público Jovellanos, de Vegadeo, así como concejal de Educación, Hacienda, Cultura y Deportes y edil de Personal del Ayuntamiento de Vegadeo. Igualmente, fue secretario general de la FETE (Federación de Trabajadores de la Enseñanza)-UGT y posteriormente secretario general de la UGT de la misma comarca, además de miembro de los comités regionales de la FETE y UGT, y miembro del Comité Regional del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Nombrado director general de Recursos Humanos y Planificación de la Viceconsejería de Ciencia y Tecnología del Gobierno del Principado de Asturias el 11 de octubre de 2001, entre 2003 y marzo de 2008 fue director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación.

Arturo Verano, que atesora una amplia experiencia en el sector educativo y también en los ámbitos sindical y político del Principado de Asturias, fue distinguido por el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC), en diciembre de 2007, con la cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio —la máxima distinción que otorga la Administración educativa nacional— por su dilatada trayectoria en el ámbito educativo.

 

Ruta de la Costa

Esta ruta está calificada como «Ruta a pie» • Acceso: Ver mapa • Se inicia el recorrido en Capilla de Porcía, siendo el final en Viavélez • Distancia: (no disponible) • Dificultad: (desconocida) • Desnivel: (consultar) • Duración aproximada: (no disponible) • Itinerario: Consultar mapa.

Fuente: Ayuntamiento de El Franco

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Discurre desde la capilla de Porcía hasta el límite con el concejo de Coaña.

Resulta de gran interés para turistas y vecinos, ya que se trata de un antiguo camino rural recuperado que discurre por toda la rasa del concejo, de oeste a este, a nivel de costa, desde el que se alcanzan con la vista innumerables lugares de gran belleza e interés cultural, como es el caso del Cabo Blanco, donde existe un yacimiento arqueológico (Castro Celta), siendo esta zona de especial protección. Desde este punto podemos divisar los municipios limítrofes de Tapia de Casariego y Coaña, así como gran parte de la costa lucense.

Todos los años, el primer o segundo sábado del mes de agosto, la Asociación Costa de El Franco organiza una marcha por la misma. Tiene una gran acogida; participa un gran número de personas, no sólo los vecinos de este municipio, sino también aquellos veraneantes que quieren pasar un día feliz, alegre y sobre todo en permanente contacto con la naturaleza.

Comienza la marcha anual con una misa en la capilla de Porcía, en el lugar de Porcía, desde donde la multitud inicia el recorrido por un camino al que sólo se puede acceder a pie, acercándose al Cabo Blanco, lugar de gran belleza con vistas incomparables. En el trayecto posterior se recorren los distintos lugares de Valdepares, al lado de los hermosos acantilados con que cuenta nuestro concejo; se accede en su recorrido al pueblo de Viavélez, admirado por su puerto pesquero de gran atractivo. La marcha se acerca a La Caridad, donde se hace un descanso, para continuar hacia el pueblo de Castello, y es en la playa de este pueblo donde la comisión del evento organiza una comida para todos los participantes, amenizada por los gaiteros de El Franco.

Continúa la marcha hacia la playa de Pormenande para celebrar una fiesta con orquesta, donde se baila y degusta el «bollo preñao». La marcha termina con los bailes y los cantares a altas horas de la madrugada, con los pies cansados de andar y de bailar, pero con la mente y el espíritu llenos de gozo y alegría, y, cómo no, esperando repetir este feliz día el próximo año.

 

Playas Asturias
Las mejores e impresionantes playas de Asturias

Asturias tiene trescientos cuarenta y cinco kilómetros de costa en los que podemos encontrar más de trescientas playas, grandes o pequeñas, urbanas o aisladas, de ocupación alta o baja, pero todas diferentes, porque las playas de Asturias nunca son iguales.